¿Cómo acondicionar una piscina para personas con discapacidad física?

 

¿La ley obliga a adecuar un espacio para personas con movilidad reducida?

Por ley, todo ámbito público debe cumplir con la normativa que fomenta la eliminación de barreras arquitectónicas que dificulten el acceso a espacios comunes a personas con discapacidad. Es decir, los edificios residenciales y públicos deben establecer las condiciones básicas de accesibilidad en zonas comunes como jardines, salas de reunión, garajes y piscinas.

 

¿Por qué los espacios no adaptados a las necesidades de este grupo de personas podría afectar su salud?

Los centros deportivos que no están adecuados arquitectónicamente para personas con minusvalía física, representan una zona de riesgo de accidente.

Además, debido a esto, muchas se rehúsan a realizar cualquier tipo de actividad física. Lo cual puede deteriorar su condición y desencadenar en casos de sobrepeso. Según Antonia Gómez, portavoz de GUIADESUPLEMENTOS, las personas en estado de inactividad debido a su limitación física representan una baja termogénesis, es decir, un deficiente consumo energético. Esto contribuye a la ganancia de peso y a una probable obesidad.

 

¿Es posible acondicionar una piscina para personas con discapacidad?

La respuesta es, sí. Todo espacio puede ser acondicionado según las necesidades de cada persona o familia. En el mercado existe una serie de herramientas, máquinas y artículos que nos permitirán resguardar la seguridad de todas las personas, sin importar su condición física.

 

¿Cómo es una verdadera piscina accesible?

Una piscina verdaderamente accesible debe estar equipada en sus exteriores y no solo en su vaso.

Para evitar accidentes, se debe contar con pavimentos antideslizantes en el contorno. Además, se deben colocar bordes que adviertan un cambio de suelo o superficie. También, se pueden instalar sistemas de encaminamiento, estos son ideales para personas con discapacidad visual ya que les permite dirigirse hacia un mejor sistema de entrada al agua. Adicionalmente, es importante que el margen de la piscina mida un mínimo de 189 centímetros de ancho.

 

¿Cómo equipar el vaso de la piscina?

Equipar el vaso de la piscina representa una inversión considerable, sin embargo, no imposible. Existen diferentes herramientas y mecanismos que disminuirán las limitaciones que una minusvalía física representa en este espacio.

 

Rampas de obra

Siempre y cuando la piscina cuente con una superficie de lámina de agua profunda, se puede implementar rampas con pendientes suaves. Estas no deben ser mayores al 8 % y además, deben medir entre 85 y 95 centímetros de ancho. Por supuesto, se construyen con pavimento antideslizante y cuentan con pasamanos que van acorde al nivel del agua. Las rampas deben indicar la profundidad a la que el usuario tendrá acceso durante cada movimiento.

Cabe recalcar que el coste de esta opción es elevado.

 

Sillas grúa para piscina

Los elevadores para piscinas o también llamados sillas grúa, son una solución técnica que permite a las personas con movilidad reducida o con cualquier tipo de discapacidad física, acceder al interior de la piscina sin dificultad. Existen diferentes tipos de sillas grúa, algunas funcionan con agua a presión y otras en base a energía eléctrica y baterías. Son una opción relativamente económica.

 

Elevadores acuáticos y sus tipos

Dentro de los elevadores acuáticos encontramos los hidráulicos y los eléctricos.

  • Los elevadores hidráulicos funcionan mediante la conexión al agua de la red, esta actúa como un émbolo hidráulico facilitando su ascenso y descenso. Para su funcionamiento se necesita una presión mínima de entre 3,5 bares y 4 bares de presión. El mecanismo requiere de una toma de agua para ascender, esta agua regresará al vaso de la piscina cuando descienda.

Esta es un opción realmente asequible y es sencillo almacenarla en casa, ya que se desmonta con facilidad.

  • Los elevadores eléctricos no requiere de conducciones de agua próximas ni de presión. Estos se instalan en cualquier piscina y funcionan con baterías recargables. Son pesados, sin embargo son fácilmente movibles, debido a sus ruedas. Su instalación no requiere obras y además, se almacenan en poco espacio.

 

Imagen de portada: https://pixabay.com/es/photos/piscina-de-lujo-natación-relajación-389267/

 

¿Te ha interesado este artículo?

No dejes de visitar la tienda de Comercial Llinás