Cuidado con el cloro de su piscina, no abuse de él

Un estudio médico de dos universidades belgas ha concluido que existe un vínculo entre el cloro que se utiliza en las piscinas y las enfermedades pulmonares en bebés y niños de corta edad con… propensión al asma que frecuentan regularmente estas instalaciones.

La polémica sobre los eventuales efectos nocivos del cloro reapareció a finales de abril en Bélgica, tres años después de que las autoridades rebatieran esta tesis con otros trabajos médicos, a raíz de la publicación del estudio dirigido por el profesor Alfred Bernard, de la Unidad de Toxicología de la Universidad Católica de Lovaina, y encargado por el Instituto Bruselense para la Gestión del Medio Ambiente.

El nuevo informe (disponible en francés en la dirección de internet www.ibgebim.be) se basa en el seguimiento y las pruebas realizadas con un grupo de niños de la región de Bruselas y concluye que se produce un aumento significativo de los riesgos de asma y de inflamación pulmonar cuando se frecuenta con asiduidad una piscina con cloro.

Según el profesor Bernard, un niño propenso a esas afecciones que acude durante dos años a razón de una hora por semana a una piscina clorada ve aumentar este riesgo un 60%, si los niños son menores de dos años, el riesgo es mayor, advierte el estudio. A esta edad existe una clara diferencia entre los niños que han frecuentado con asiduidad una piscina de estas características y quienes no lo han hecho. El riesgo de diagnóstico de asma es mucho más alto en los niños con edades inferiores a dos años, así como el de padecer bronquitis, eccemas y síntomas respiratorios como la opresión torácica.

[bctt tweet=”Cuidado con el cloro de su piscina, puede ser nocivo” username=”ComerciaLlinas”]

 

El estudio, sin embargo, no desaconseja dejar de llevar a los niños a la piscina pero sí recomienda a los padres que escojan bien las instalaciones: “Una piscina con un débil olor a cloro y equipada con un sistema de ventilación eficaz y de eliminación de las cloraminas en el agua”. Son disposiciones que integran la mayoría de legislaciones de los países europeos pero la práctica varía mucho y los controles no son lo exhaustivos que debieran ser, al menos en Bélgica, que es uno de los países que más en serio se ha tomado este asunto, objeto de polémica científica y política desde 2001 debido a la toxicidad de la tricloramina, una sustancia altamente concentrada en el cloro.

Fuente: revista consumer.es

¿ Te ha servido de algo este Post ? Deja un comentario.

No dejes de visitar la sección de nuestros productos químicos.

Este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del Usuario, realizar análisis estadísticos sobre su utilización y mostrar publicidad que pueda ser de su interés. Si continúa navegando se considerará que acepta la totalidad de condiciones del Aviso legal, incluida la Política de Cookies. Pulse Aceptar para dejar de visualizar este mensaje. AVISO LEGAL

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar