Descubre dónde conseguir los mejores depósitos de fibra para agua

Se acerca el verano y con él el buen tiempo. En días calurosos contiene llevar a cabo una correcta gestión del agua. Ya sea en términos de almacenamiento o abastecimiento. Es por ello que los depósitos de agua juegan un papel importante en este tipo de tareas. A continuación conocemos sus tipos, el precio y para qué sirven.

¿Qué es un depósito de fibra para agua?

Un depósito de agua es un tipo de recipiente que sirve para acumular una cantidad de agua determinada. Su principal cometido es el de hacer frente a los distintos problemas de suministro de agua. La práctica de acumular agua en este tipo de recipientes es verdaderamente importante en aquellas zonas en las que el sector agrícola y ganadero aún goza de una gran importancia. También, gracias a estos depósitos de agua, se han evitado catástrofes como incendios en muchas zonas del país.

Los depósitos de fibra de agua están encaminados a satisfacer las necesidades de almacenamiento del agua, especialmente para jardines o zonas más pequeñas, donde, en algunos casos, no es necesario la realización de una obra costosa para contar con un depósito de este tipo.

Dependiendo del modelo de fabricación este tipo de depósitos son o no recomendables para el consumo de agua potable, ya que su objetivo principal es la del suministro de agua para regadío o cultivo.

¿Cómo funcionan los depósitos de agua?

Como se ha explicado anteriormente, la principal función de este tipo de artilugios es la de almacenar y conservar el agua en un correcto estado para su posterior abastecimiento. La forma de los depósitos puede ser muy variada, con muchas diferencias en términos de fabricación y posición. Con respecto a su forma física, pueden ser verticales u horizontales, mientras que si hacemos referencia al lugar de posición, pueden estar bajo tierra o sobre la superficie terrestre, donde destacan los depósitos de fibra por encima del resto.

Para su correcto funcionamiento, una vez esté instalado en la posición que sea, solamente debemos conectar el ramal principal a una válvula y un flotador para que se pueda regular correctamente el ingreso del agua. En muchos casos se requiere colocar un sistema de bombeo del agua para que el proceso de pueda realizar de una manera más cómoda y eficiente.

Este tipo de depósitos, están fabricados con materiales sintéticos, permitiendo así conservar la temperatura idónea del agua, evitando su contaminación a través de bacterias como hongos o algas.

Es así cómo se logra tener un acceso momentáneo al agua de calidad, circunstancia que se agradece especialmente en aquellas localidades o zonas en las que este recurso natural es escaso.

¿Cuánto cuesta un depósito de agua?

La gama de precios de los depósitos de agua es muy variada. Tanto es así que depende de un sinfín de factores, como el material del que esté fabricado, la posición en la que se esté utilizando, la mayor o menor capacidad que sea capaz de abarcar el artilugio, etc.

De hecho, podemos incluso encontrar diferencias de precio significativas en cuanto a zona geográfica, al igual que ocurre en otros sectores como el energético. Por ejemplo, la luz suele estar más barata en aquellas zonas en las que hay menos horas de sol. Lo mismo ocurre con con el abastecimiento del agua.

Ante tanta variedad de precios, al igual que con la luz o el gas, se recomienda al usuario comparar tarifas y marcas, con el fin de que obtenga aquel producto o servicio que más pueda ajustarse a las necesidades y gustos del consumidor.

A continuación se puede observar una tabla con el precio aproximado en algunos de los depósitos de fibra para agua más representativos del mercado.

 

ProductoPrecio
Depósito de agua 500L PEHD252€
Depósito de agua 1000L PEHD348€
Depósito de agua 2000L PEHD698€

 

Redacción: Álvaro Gómez Fernández

 

¿Te ha interesado este artículo?

No dejes de visitar la tienda de Comercial Llinás



¿En que podemos ayudarte?
Powered by