Descubre los beneficios de las estufas de pellet frente al gas

Si quieres disfrutar de calefacción en el hogar, tienes muchas alternativas: gas natural, propano, butano, gasoil, como los más comunes. Sin embargo, los pellets y concretamente las estufas de pellets se convierten en una alternativa energética para calentar el hogar de una manera muy natural.

¿Qué son las estufas de pellets?

Las estufas de pellets son calefactores que mediante la combustión de este tipo de madera dentro de un aparato cerrado proporcionan calor al hogar.

Fabricadas a partir de residuos vegetales, ese pellet es introducido dentro de la estufa, se procesa y a partir de la energía generada en el interior se transmite al exterior.

Su utilización no es recomendada para viviendas grandes, dado que su poder calorífico es bajo en comparación con otros tipos de gases. Eso sí, si por ejemplo dispones de una casa pequeña en la sierra o en un pueblo que no disponga de calefacción o gas natural, es la opción predilecta.

Sumado a ello, es frecuente confundirlas con las calderas de esta misma biomasa. La principal diferencia es que estas últimas tienen más potencia y son más eficientes.

Tipos de estufas de pellet

En el mercado, las estufas de pellet se pueden encontrar en diferentes formas y colores dependiendo de las particularidades decorativas de la persona o de las necesidades caloríficas del hogar. Pero si pones el foco en las funcionalidades, están:

  • Estufas de aire: Las más básicas, pero a la vez las más ecológicas. El calor se reparte uniforme por la habitación ya que disponen de un ventilador que conecta con la llama del interior.
  • Estufas canalizables: Todo el aire caliente que se genera en el interior de ellas reparte por distintos canales. De esta forma, si la casa dispone de varias estancias o habitaciones es una más que buena compra.
  • Termoestufas: Son las más completas de las tres a la par que la más seguras. No solo calientan la estancia del hogar por el aire que irradian, sino que se pueden conectar con los circuitos de radiadores de agua, con el suelo e incluso gracias a ellas disponer de agua caliente.

Ventajas de las estufas de pellet

Todas las estufas de pellet contribuyen a la conservación del medio ambiente, ya que el calor se genera a través de la quema de un material renovable. Además de ello, estas son las ventajas que acarrea su uso:

  • Su precio es económico en comparación con otros tipos de gas como el gasoil o derivados del petróleo. El motivo se debe a que su coste es fijo, no varía en función del mercado regulado por el Gobierno o del que impone las compañías (mercado libre)
  • Seguridad. Es mucho más difícil que se produzca una fuga o una explosión.
  • Este material no produce ningún tipo de olor y si se produce su fuga no es arriesgado para la salud.
  • Fácil de controlar: Disponen de un termostato regulable incluso a través del teléfono móvil.
  • La combustión es lenta debido al serrín que contiene el pellet. Esto contribuye enormemente al ahorro energético.

Diferencias económicas entre el pellet y otros tipos de gas

Los pellets y más concretamente la biomasa se diferencian enormemente en el precio con otros tipos de gas como el gas butano, propano, gasoil o gas natural.

Los pellets superan en bajo precio al gas natural: Un kwh del primero sale a 0,06 euros mientras que uno del segundo no supera los 0,04 euros.

Lo mismo sucede con el gasoil, butano y propano. Un saco de pellets de 15 kilogramos cuesta 3,92 euros, lo que equivale a 0,16 euros el kilogramo. Por su parte, el precio de un litro de gasoil es de 1 euro, el de una bombona de butano de 12 kg supera los 13 euros mientras que el del propano, independiente de si es a granel, envasado o canalizado, sobrepasa el euro por kilo.

 

Redacción: Álvaro Gómez Fernández

 

¿Te ha interesado este artículo?

No dejes de visitar la tienda de Comercial Llinás



¿En que podemos ayudarte?
Powered by