Desmoldeantes y hormigón impreso. Para que sirven.

Pues cada trabajo de desmoldeado hay un producto desmoldeante adecuado y en el caso del hormigón impreso, existen de dos tipos…

Para el hormigón impreso, hay dos tipos de desmoldeantes: el líquido y el polvo. En el caso del desmoldeante líquido, debe de utilizarse solo para hormigón impreso en vertical y de una manera muy controlada, ya que puede penetrar demasiado en el soporte y no permitir la aplicación de resina posteriores.

[bctt tweet=”No utilice los moldes sin desmoldeante en polvo” username=”ComerciaLlinas”]

 

El más utilizado es el desmoldeante en polvo, ya que permite aplicarlo tanto en horizontal, como vertical. Si hemos dicho en vertical, porque el truco consiste en aplicarlo con un rodillo de hilo, tanto al molde como al soporte en la pared. De esta manera, no impregnamos el soporte de la pared y luego se puede aplicar la resina sin ningún tipo de despegue.

Además de esta manera, podemos aplicar la cantidad justa y necesaria para cada espacio a aplicar, rebajando sustancialmente el consumo del desmoldeante en polvo. Recuerde utilizar un desmoldeante de un color similar al colorante utilizado, ya que de otra manera, se verían los rastros de dicho desmoldeante sobre el hormigón impreso, quedando marcas difíciles de quitar. Desista de la opción de tintar el desmoldeante, ya que no da resultados satisfactorios. Weber dispone de una gama muy completa de los colores más utilizados para estos trabajos.

¿ Te ha servido de algo este Post ? Deja un comentario.

No deje de visitar la tienda de Comercial Llinás

×
¿En que podemos ayudarte?